Cómo asistir a un bebé con cólicos

Los cólicos son una afección que suele presentarse en los bebés, los cuales, les hacen pasar un mal momento, provocando llantos, gritos e incomodidad, y por supuesto, esto causa malestar en los padres también, quienes se desesperan por tratar de calmarlo. Por eso aquí veremos cómo asistimos a un bebé con cólicos.

¿Qué son los cólicos?

Los cólicos son probablemente gases que el bebé traga durante la lactancia mientras come, y si no los expulsa, pueden provocar retorcijones y sensaciones desagradables que hacen que el niño se sonroje, se retuerza, llore, grite y sea muy difícil calmarlo.

Los cólicos se presentan en bebés que son amamantados, así como en los que se alimentan con biberón, y pueden mejorarse si la madre elimina ciertos alimentos de la dieta durante la lactancia.

¿Cómo ayudar a tu bebé?

Cuando se presentan los cólicos, lo mejor es pasearlo en brazos o en la carriola, de esta manera el niño puede distraerse estando en brazos de sus padres, cosa que lo reconforta, además el movimiento también es efectivo en este sentido.

Por eso mecerlo en una hamaca o mecedora también puede tener este efecto tranquilizante, especialmente estando entre tus brazos.

Los masajes para que el niño descargue los gases también son una buena estrategia, puedes darle palmaditas en la espalda luego de cada comida para que los expulse y así evitar su acumulación.

Otras ideas pueden ser masajes en la barriguita o mover sus pies como si anduviera en bicicleta.

Actualmente existen muchos biberones que tienen tetinas especialmente diseñadas para evitar los cólicos, precisamente porque están hechas emulando el pecho materno, ya que los niños que se alimentan mediante la lactancia materna suelen sufrir menos cólicos que los que comen con biberón, por eso es más recomendable darles pecho.

Sin embargo, si no es posible hacer esto todo el tiempo, tienes estas opciones con tetinas especiales que pueden ser muy útiles.